Social Media Marketing: ¿Qué es y cómo implementarlo?

Volver al blog

Fuente: https://www.neolo.com/blog/que-es-el-social-media-marketing-y-como-implementarlo.php


BlogMarketing Digital12 julio, 2019

Social Media Marketing: ¿Qué es y cómo implementarlo?

Tiempo de lectura: 10 minutos

Actualmente, si un negocio no llega a sus clientes a través de estas plataformas, podría no tener mucho éxito sin importar su tamaño o trayectoria, por esta razón es imprescindible que saber qué es el Social Media Marketing y cómo implementarlo en tu empresa.

Una empresa sin presencia en las redes sociales podría estar perdiendo mucho potencial ahora mismo. Te invito a leer más sobre el Social Media Marketing y la técnica del Inbound Marketing.

¿Qué es el Social Media Marketing (SMM)?

Cuando hablamos de Social Media Marketing, nos referimos a un método de mercadeo en redes sociales, es decir, se trata de una estrategia comercial donde una empresa o un negocio físico hacen uso de estas plataformas con la finalidad de alcanzar los objetivos planteados por su marca.

Por lo general, las pequeñas y grandes empresas con presencia en Internet tienen el propósito de llamar la atención de sus clientes a través de mensajes, imágenes, videos, y otros formatos.

Con esto se tiene el propósito de aumentar la participación e interacción de sus clientes con la marca, atrayendo al mismo tiempo nuevos clientes potenciales o Leads a través de la técnica del Inbound Marketing, del que hablaremos más adelante.

El marketing en redes sociales populares como Facebook, Pinterest, LinkedIn, Twitter, Instagram, o YouTube, también incluye, dependiendo de los intereses y objetivos de cada empresa, la construcción de una marca, conseguir el aumento de ventas, y también impulsar el número de visitantes en su página web.

¿Cómo ha cambiado el uso de las redes sociales?

Cuando comenzó el boom de las redes sociales, muchas empresas vieron en ellas la oportunidad de llegar a sus clientes publicando contenidos regularmente, que les dirigiera de una u otra manera a su página web para generar más tráfico y por ende, más ventas.

El asunto parecía sencillo hasta entonces, como si se tratara de simplemente poner en anuncio en medio de la ciudad para que todos lo vieran, pero ahora esto no funciona así, pues este mundo digital requiere de mayor creatividad, esfuerzo y análisis, especialmente porque las redes sociales no funcionan únicamente como un medio para atraer clientes a través de la producción de contenidos, sino que también pueden ser usadas de diversas maneras para favorecer la imagen y productividad de una empresa.

¿Cómo se usan las redes sociales?

Uno de los usos más novedosos de las redes sociales por parte de las empresas, es utilizarlas con la finalidad de estudiar el desempeño que están teniendo, para ello proceden a analizar sus alcances, su nivel de compromiso y cómo estas se reflejan en las ventas.

Otro de usos, es monitorear periódicamente a través de estas plataformas la imagen que tiene la empresa entre sus clientes, por lo una de sus prioridades es saber qué dicen los usuarios de su negocio en las conversaciones y otras publicaciones.

Es por ello que ahora muchas empresas se involucran mucho más, e incluso responden todo tipo de dudas e inconvenientes por parte de los usuarios en sus publicaciones, o en aquellas donde los usuarios suelen mencionarlos.

Como último ejemplo, y el cual es uno de los más frecuentes, numerosas empresas se preocupan por generar publicaciones que estén orientadas a públicos específicos (a esto lo llamamos segmentación), lo que cambia radialmente la estrategia de marketing digital inicial haciéndola mucho más efectiva, ya que ciertas publicaciones estarán dirigidas únicamente a la audiencia a la que realmente le interese o le pueda interesar ese contenido.

No puede faltar: un plan de Social Media Marketing (SMM)

Antes de comenzar a implementar una campaña de marketing digital en las redes sociales de tu empresa, es importante que tengamos a la mano el diseño de un plan de Social Media Marketing, el cual nos servirá como guía para alcanzar los objetivos planteados.

En este sentido, contar con un Plan de Social Media Marketing nos permitirá tomar mejores decisiones de mercado, publicar los contenidos que desea y necesita tu audiencia, analizar los resultados y mejorar estrategias de forma exitosa con el paso del tiempo, entre otros.

¿Por qué es importante un plan de Social Media Marketing?

Aunque parezca increíble, cuando una empresa utiliza las redes sociales para acercarse a sus clientes, tiene mayores posibilidades de comprenderlos mejor, de entender sus necesidades, y cómo dirigirse a ellos en todo momento, y en cada etapa antes de realizar una compra, si es el caso.

No debemos olvidar que detrás de nuestras estrategias de marketing en internet existe una persona que valorará el contenido que publiquemos, dependiendo de su capacidad para ayudarles a resolver un problema o una duda en cuanto a los productos que ofreces.

A continuación, te diremos en detalle cómo implementar un plan de Social Media Marketing para tu empresa eficazmente. Sigue leyendo.

Paso a paso: ¿Cómo elaborar una planificación Social Media?

Antes de comenzar a sumergirnos dentro del mundo de las redes sociales y hacer nuestra primera publicación, debemos definir los objetivos que queremos lograr. Conocer nuestros objetivos nos permitirá determinar las estrategias adecuadas para cada uno de ellos.

Primero: ¿Cómo definir los objetivos de Social Media Marketing?

Todo plan de marketing de contenidos en Internet, necesita saber primero que nada, cuáles son los objetivos de nuestra marca en las redes sociales. Sin ellos, todo lo demás podría desmoronarse.

Con la finalidad de ayudarte en este primer paso, te presentamos una serie de preguntas que te permitirán descubrir tus propósitos.

¿Qué esperas lograr a través del marketing en redes sociales?

Podría ser: construir y hacer crecer tu marca, monitorear lo que dicen o piensan los usuarios de tu empresa y sus productos, saber sus necesidades para dar una respuesta, generar un mayor reconocimiento de la marca (branding), crear una comunidad, servir como un canal de atención para tus clientes, mejorar la interacción con tu audiencia, conseguir visitantes en tu página web, una vez han conocido tus productos, entre otros.

¿Quién es tu público objetivo?

Como mencionamos anteriormente, detrás de nuestra estrategia están nuestros clientes, por lo que es imprescindible conocer algunas de sus características, tales como:

Edad, regiones de procedencia, intereses, profesiones, entre otros.

Con estos datos, sabremos cómo dirigirnos a ellos, qué tipo de lenguaje o expresiones usar, cuáles son los productos que más le pueden interesar, por qué les puede interesar lo que ofrecemos, y más.

¿Dónde está tu público objetivo? ¿Cuáles son las plataformas sociales más adecuadas para tu tipo de negocio?

Las plataformas más populares entre los usuarios son: Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, LinkedIn, Pinterest y Snapchat.

También podemos llegar a nuestra audiencia a través de redes sociales más reducidas, como Tumblr o Tik Tok, o incluso, a través de los medios de mensajería instantánea como WhatsApp, Facebook Messenger o Telegram.

Recordemos que generar contenidos cuesta tiempo y esfuerzo, por lo que te recomendamos determinar cuáles son las redes sociales dónde está más presente tu público, o el público al que deseas acercarte.

Puedes comenzar por hacer un estudio del perfil de cada red social, con la finalidad de no perder tiempo valioso que podrías invertir en otra plataforma, donde incluso podrías obtener el doble de los beneficios.

Por ejemplo, si nuestro negocio está enfocado en vender productos de belleza, la plataforma ideal sería Instagram por su alto contenido visual, ya que nos permite mostrar nuestros productos a través de imágenes (fijas y temporales), videos, textos, y otros. Además, podemos acceder a los análisis métricos para determinar el alcance de nuestros contenidos.

Segundo: Cómo planificar tus contenidos y realizar las publicaciones

Una vez que tengamos claro lo que pretendemos lograr a través de las redes sociales, tengamos presente el tipo de audiencia a la que estaremos dirigiéndonos, y dónde está esa audiencia con más frecuencia, es hora de comenzar a planificar nuestra estrategia de marketing de contenidos y publicarlos adecuadamente.

Publicar en redes sociales es tan simple como compartir una publicación en un blog, una imagen o un video en una plataforma de redes sociales como Instagram. Es como si lo compartieras en tu perfil personal de Facebook.

No obstante, los contenidos a publicar deben ser planificados con anterioridad y no publicarlos de manera espontánea, a menos de que se trate de un evento social importante que desees compartir con tu audiencia, en las conocidas “Historias” de Facebook o Instagram.

Este contenido conformado por imágenes, videos, mensajes, infografías, debe resultar de utilidad para tus clientes, es decir, debe aportar y enseñar algo importante a la comunidad.

Por lo tanto lo esencial es que este sea valioso y esté relacionado con tu marca, productos o servicios. Además, este es un buen incentivo para conseguir más clientes, y conseguir mayor posicionamiento de marca.

Por ejemplo, si nuestra empresa ofrece servicios de asesoría legal o de abogados, una buena idea sería publicar información útil del área en un blog, y luego compartir el enlace en redes sociales.

Este enlace será compartido por los seguidores, aumentando tus posibilidades de que seas descubierto por otros usuarios, que eventualmente podrían unirse a tu comunidad como futuros clientes.

Por otro lado, nuestra estrategia de marketing de contenidos también debe responder a una frecuencia determinada. No a todas horas nuestra audiencia está revisando las redes sociales o presenta alguna actividad en estas plataformas sociales.

Es vital saber cuándo es el mejor momento para compartir nuestros contenidos.

Por supuesto, conforme vas implementando tu estrategia de marketing, lograrás comprobar cuáles son los horarios en los que tus publicaciones obtienen mayor visibilidad en redes sociales por parte de los seguidores de tu marca. 

Tercero: ten un alto nivel de compromiso con tu audiencia

Mientras tus redes sociales van en aumento, tu público objetivo podrá interactuar con tu marca a través de tus publicaciones. Recibirás comentarios, mensajes directos, o te etiquetarán en sus propias publicaciones.

Los usuarios podrían incluso hablar sobre tu marca en las redes sociales sin mencionarte. Así que querrás monitorear las conversaciones de las redes sociales sobre tu marca.

Si se trata de un comentario positivo, entonces tendrás la oportunidad de sorprenderlos y ser parte de su experiencia con un agradecimiento o cumplido.

De lo contrario, puedes ofrecer apoyo y corregir una situación negativa antes de que esta se salga de control y se extienda entre los demás usuarios, lo que desfavorecerá notablemente la reputación de tu empresa.

Cuarto: analiza los resultados y modifica tus estrategias de ser necesario

Tus publicaciones tendrán un desempeño positivo o negativo según la calidad del contenido que estés generando para tu público. En este sentido, es importante dar respuesta a las siguientes preguntas para verificarlo.

¿Llegaste a más personas en las redes sociales que el mes o trimestre pasado?¿Cuántas menciones o comentarios positivos estás obteniendo cada mes?¿Cuántas personas usaron el hashtag de tu marca en sus publicaciones en las redes sociales?

Cada de una de las redes sociales, pone a disposición de las empresas un conjunto de reportes regulares con las estadísticas básicas, sobre lo que necesitas saber para modificar y mejorar el rendimiento de tu marketing de contenidos y su alcance a través del tiempo.

Por último: Invierte en publicidad paga

Una buena forma de continuar construyendo la imagen de tu marca y alcanzar un mejor reconocimiento de marca, es invertir en publicidad pagada en las plataformas de las redes sociales más populares.

Cuando invertimos dinero en un conjunto de anuncios en plataformas populares como Facebook, Twitter, o Instagram, tenemos la capacidad de segmentar públicos a los que puedan interesar nuestros productos o servicios con mayor eficiencia.

Es increíble el poder que genera usar estas plataformas para llegar a más gente o clientes potenciales para impulsar nuestra marca.

Con ellas, podemos segmentar públicos a los que mostraremos nuestro contenido según su ubicación geográfica, intereses, edad, comportamientos, entre otros. Es buenísimo, ¿no? Vale la pena hacer una pequeña inversión si deseamos ver crecer a nuestra empresa.

¿Qué es el Inbound Marketing y cómo emplearlo para impulsar nuestro negocio en línea?

El inbound marketing es una estrategia de mercadeo que utiliza diversas técnicas de publicidad no intrusivas, es decir, que son amistosas con los usuarios, de manera que no se sientan invadidos de publicidad de manera directa y muy evidente.

Esta metodología pone en marcha una serie de acciones amistosas que atraen al cliente hacia tu página web de manera natural, es decir, sin anuncios pagados, y le acompañan en todo el proceso de compra, es decir, desde que se pone en contacto con la empresa, hasta finalizada la venta.

Este método es todo lo contrario al Outbound Marketing, el cual utiliza canales de marketing pagos, que invaden a los usuarios en redes sociales y páginas web sin su aprobación.

Hasta ahora, muchas de las estrategias de las que hemos hablado, son parte de la metodología empleada por el Inbound Marketing, sin embargo, esta es especialmente usada para vender en internet. Ahora te contaremos por qué.

¿Cuál es el objetivo del Inbound Marketing?

Básicamente, el propósito de este método, es incrementar el número de visitantes a tu página web, y hacer que estos se conviertan en Leads, es decir, en clientes con quienes puedas mantener una relación a largo plazo, y que en consecuencia, se conviertan en los embajadores de tu marca, es decir, que hablen de tu empresa y te recomienden.

Una muestra de ello, es que si por ejemplo, como clientes estamos realizando una investigación de determinados productos, y realizamos algunas comparaciones de los mismos a través de las recomendaciones de otros usuarios o blogueros, finalmente necesitaremos tomar una decisión final de compra.

¿Cómo funciona el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing está compuesto por 5 pasos o etapas fundamentales, y son los siguientes:

Atracción de tráfico

Para lograr este primer paso, se debe implementar lo que detallamos anteriormente: una estrategia de contenidos en páginas web y redes sociales.

No solamente esta forma es útil para atraer nuevos clientes, sino también trabajar el SEO (posicionamiento orgánico de Google) de nuestro contenido.

Esto último es, cuando una persona busca un determinado producto o información en los buscadores, en este caso Google, y de manera orgánica (sin pagar a Google), entre los resultados, encuentra nuestro contenido entre los primeros lugares.

Cuando nuestra posición se encuentra indexada estos primeros lugares, (esto se logra con tiempo y esfuerzo) es más probable que los usuarios hagan clic e ingresen a nuestra página web.

Si el contenido presentado es de calidad y le gusta, este usuario procederá a compartirlo a su vez en sus redes sociales, por lo que poco a poco obtendrás mayor tráfico a tu web, y mayor cantidad de clientes potenciales.

Conversión

Una vez el usuario está dentro de la página web, y ha encontrado la información que le interesa o le es útil, procederemos a solicitarle de forma amistosa, siempre amistosa, que nos facilite sus datos de contacto, con la finalidad de que pueda recibir información relevante, promociones, novedades, ofertas o actualizaciones de la página y sus productos.

Muchas empresas, realizan un intercambio con el usuario para que este decida compartir sus datos a través de un formulario, pues no siempre es una tarea sencilla. Generalmente, se trata de la descarga de un producto digital informativo, como un ebook, video, plantillas, entre otros.

A partir de esta información recaudada, la empresa comenzará a construir su propia base de datos de clientes potenciales, para hacer llegar de forma más cercana, todo tipo de información sobre nuestros productos y servicios.

Técnica de automatización del marketing

Luego de la conversión, es momento de comenzar a enviar a través de la técnica de automatización de marketing toda esa información relevante, que podría atraer nuevamente al usuario a la página web para completar una compra o hacer una nueva compra. Usualmente, el envío de información se realiza a través de notificaciones al correo electrónico.

Fidelización

Tras recibir la información relevante y ejecutar finalmente su compra, debemos centrarnos en que el usuario se sienta y se mantenga satisfecho con su producto o servicio, continuar enviándole información de valor, y además, hacer que nos siga en redes sociales, convirtiéndose de esta manera en un embajador de nuestra marca, es decir, que comparta y recomiende nuestros contenidos, productos y servicios.

Analizar los resultados: finalmente, no podemos dejar de analizar nuestros resultados, para mejorarlos y sacarle el máximo provecho a nuestras estrategias que rindan sus frutos a largo plazo.

¡Gracias por leer este post!

¿Necesitas un web hosting profesional y de confianza?

Estefania Santana

Social Media Marketing: ¿Qué es y cómo implementarlo?

¿Querés tener tu propia web?

¿Cómo puedes medir conversiones de Facebook en Nibiru?

como medir conversiones de facebook pixel en sitio...

Suscribite

Volver al blog