¬ŅQu√© es un blog y qu√© lo diferencia de una p√°gina web?

Volver al blog

Un blog es un tipo de sitio web muy popular donde, a modo de revista, su autor (muchas veces un particular) publica periódicamente contenidos (llamados “posts”, “entradas” o “artículos”) a los que los lectores puedan añadir comentarios.



Imagen de Shutterstock – © Foxy Burrow


Si querías tener una definición rápida de lo que es un blog, la definición de arriba resume todo lo esencial. Pero debería saber que los blogs son mucho más que eso.


El concepto apareció por primera vez a mediados de los años noventa como una especie de bitácora personal que los autores usaban prácticamente como un diario íntimo expuesto al público en Internet.


Pero las cosas han evolucionado mucho desde entonces. Se ha descubierto, por ejemplo, que sirven como potentísimas herramientas de marketing digital, tanto que han supuesto una revolución en el mundo profesional por haber democratizado el acceso a los negocios en Internet.


Este mismo blog, Ciudadano 2.0, es un ejemplo perfecto: lo fundé en el año 2011 como un mero hobby, un sitio de divulgación sobre temas que me gustaban, con alguna perspectiva también de generar ingresos vía publicidad, pero sin esperar mucho más que una modesta ayudita extra al mes.


5 años después de fundarlo (en el 2016), el blog había evolucionado de tal manera que se había convertido (junto con otras webs que siguieron después) en una empresa familiar de las que somos propietarios mi mujer Raquel y yo: Wenova Online, S.L.


¿Para qué sirve un blog, para qué se hace y qué lo caracteriza?

¿He captado tu interés con este ejemplo? Pues hablemos ahora de los aspectos que hacen de un blog un blog, para qué sirve y cómo se puede llevar a un punto como el de nuestro caso.


¿Qué diferencia hay entre un blog y una página web?


Mucha gente se pregunta qué diferencia hay entre un blog y una página web.


Pues bien, lo que debes tener claro es que un blog no es algo diferente como tal, es una página web más, pero con algunas características específicas, funcionalidades que son las que hacen de ella un blog propiamente dicho.


Estas funcionalidades vienen implementadas en aplicaciones web o plataformas (software que se instala en un servidor web) y servicios en la nube como Blogger o WordPress que, gracias a ello, hacen de la creación de blog algo bastante sencillo y rápido.


 

Pero, además, las más importante, Blogger y WordPress, son gratuitas, una razón fundamental en el tremendo éxito de estas plataformas. Tan sólo basadas en WordPress (el líder) se tiene constancia de, al menos, unos 25 millones de sitios web en este momento.


Además, estas plataformas no sirven exclusivamente para crear blogs, sirven para prácticamente cualquier web de complejidad baja o mediana. Tanto es así que existen incluso grandes marcas como Sony o Walt Disney cuyas webs están basadas en WordPress.


Bien, ¿qué es entonces lo que hace de un blog un blog? Veámoslo:


Publicación periódica

Los blogs publican contenido de una manera periódica, similar a una revista tradicional que publica nuevos números cada X tiempo. Los blogs que se precien intentan ser rigurosos con ello publicando con una periodicidad fija de, típicamente, una o varias veces por semana.


Las plataformas para blogs incluyen una funcionalidad de feed que permite que con lectores de feeds como, por ejemplo, Feedly, que los lectores, de un solo vistazo, puedan estar fácilmente al tanto de las novedades en todos los blogs que siguen.


Interacción con los lectores y comunidad

Los blogs fueron de las primeras webs, sino las primeras que, a través de los comentarios, introdujeron la posibilidad de interactuar de manera directa con el autor y otros lectores.


Eso produjo una sensación de cercanía entre ellos y con ello una experiencia antes desconocida para los lectores que ha sido muy exitosa y ha inspirado la web 2.0. Fue la base para desarrollar ideas basadas en ese concepto como, por ejemplo, las redes sociales.


Por otra parte, forjo el concepto de comunidad web, un grupo de personas que siguen el blog en cuestión formando la comunidad de seguidores con una identidad de grupo que se articula en torno a los intereses comunes reflejados en la temática del blog, etc.


Hoy en día este tipo de comunidades se forman del mismo modo en torno a canales de YouTube o los “influencers” en redes sociales.


Marcado toque informal y personal

Dentro de ese espíritu de buscar la cercanía con los seguidores también resulta lógica un trato más informal con los lectores. Eso se refleja, por ejemplo, en que la norma es hablarles de “tú” a tus lectores.


En buen blog, en definitiva, debería buscar siempre un ambiente parecido al que hay entre un grupo de amigos. Tanto es así que, incluso muchos de los blogs corporativos bien hechos también mantienen ese estilo de comunicación en sus blogs.


Los posts (entradas) y páginas de los blogs

Junto con los blogs se introdujo también el concepto de “post” que luego se ha llevado también a otros ámbitos como, por ejemplo, las redes sociales.


Un postentrada o artículo es el contenido por excelencia en un blog, son las páginas de nuevo contenido que un blog va publicando periódicamente cada X tiempo. Todos los blogs cuenta con una página con un listado de sus posts.




Todos los blogs cuentan con una página de listado de sus posts. Es una seña de identidad típica de un blog.



En este sentido, se ha aplicado el mismo término también a otros ámbitos. Un “post” en Facebook, por ejemplo, sería una nueva publicación en Facebook.


Sin embargo, cuando se habla de “páginas” en un blog, aunque técnicamente son lo mismo que un post, va implícita la noción de contenido estático, es decir, contenido que no varía o varían muy poco en el tiempo.


Ejemplos de esto serían páginas de productos y servicios o páginas como “Acerca de”, “Aviso legal” o “Contacto”. Estas páginas articulan la estructura básica del sitio. Mientras que los posts son ese “reguero” de nuevos contenidos que hace de un blog un sitio fresco y dinámico.


Organización del contenido por categorías y etiquetas

Un último punto muy característico de los blogs es la organización de sus contenidos por categorías y etiquetas.


Es normal que un blog, al cabo de unos años, acumule cientos de posts. Semejante cantidad de contenidos necesita algo de organización que es para lo que se han inventado las categorías y las etiquetas en los blogs.


Las categorías con una división de grano grueso de los contenidos que debe ser coherente con la temática. Lo suyo es que sean pocas categorías, como norma general, no más de diez, menos al ser posible.




Estas son algunas de las categorías que tenemos en el blog de Ciudadano 2.0.



Este mismo blog, que tiene como ámbito general el marketing online, cuenta con las categorías que puedes ver arriba en la captura de pantalla de la sección en nuestra portada que muestra una lista de las categorías para organizar sus contenidos.


Las etiquetas son una división mucho más de grano fino que las categorías. Además, a diferencia de las categorías donde, normalmente, un contenido pertenece a una única categoría, es bastante normal que un contenido tenga asociadas varias etiquetas.


Tomemos como ejemplo este post:






Cómo elegir la plantilla WordPress perfecta para tu web



Elegir una buena plantilla WordPress es una de las tareas más importantes cuando creas tu sitio web. Aquí te explico todas las claves para hacerlo bien.






Si entras en este post, verás que pertenece a la categoría de WordPress y en cuanto a etiquetas, tiene asociadas las etiquetas como diseño webdiseño wordpressplantillas, etc.


Un blog puede ser un simple hobby o una potente herramienta profesional


Junto con la capacidad para conectar con los lectores, otro de los aspectos más importantes en un blog es su enorme versatilidad. Y no me refiero tanto a la temática, sino para qué emplearlo.


Esto, en realidad, se debe al propio concepto de página web, que permite difundir una determinada información potencialmente a millones de personas.


A estas alturas de la web, ya estamos muy acostumbrados a ello, pero hay que recordar lo absolutamente revolucionario que fue este hecho cuando allá por el año 95, más o menos, Internet empezó a llegar a los hogares de todo el mundo.


La aportación más importante de los blogs (de sus plataformas como Blogger o WordPress) fue la de hacer de la creación de una web algo gratis y muy sencillo, al alcance de todo el mundo.


Con ello, todo el mundo podía aprovechar este potencial, aunque se tardó años en que los particulares (y las empresas) aprendiesen cómo aprovecharlo a fondo.


Por qué los blogs funcionan tan bien en el marketing digital


El potencial profesional tan grande de los blogs reside, básicamente, en que son, por su propia naturaleza, una herramienta de marketing ideal.


Los blogs hacen posible, y de una manera muy sencilla, lo que Seth Godin consideraba era el modo ideal de hacer marketing, el “marketing de permiso” y que ahora ha ido evolucionando hacia el concepto de inbound marketing:





¿Qué es el Inbound Marketing o Marketing de Atracción?



El inbound marketing es algo que cualquier emprendedor, grande o pequeño, debería dominar. Aquí te explico qué es y cómo funciona.






Esto es así por varios motivos: primero, permiten atraer de una manera natural (no forzada e intrusiva como en la publicidad) un público con interés en una determinada temática a través de los buscadores y otras fuentes de tráfico (redes sociales, etc.).


Pero, además, las plataformas potentes como WordPress, junto con las herramientas de email marketing como Mailrelay (que dispones también de opciones gratuitas) cuentan con las herramientas para fidelizar a esos lectores que han llegado a tu web y conseguir su contacto (email).


Para atraer a este público simplemente tenemos que crear y publicar contenidos de valor para estas personas y posicionarlos en Google (junto con otras acciones como publicaciones en las redes sociales, por ejemplo).


Y es aquí donde está el verdadero desafío: en crear contenidos de esta calidad y lograr posicionarlos en Google. Pero ambas cosas son más una cuestión de capacidad personal y trabajo que económica porque las herramientas son prácticamente gratuitas. Y el conocimiento de cómo hacer todo esto está ahí fuera también gratis, en webs como este mismo blog.


Por tanto, si lo quieres usar así, un blog puede ser una potente herramienta que va generando poco a poco una base de clientes cualificados (clientes seleccionados por sus intereses), en modo autopiloto y con un coste prácticamente cero.


 


Con el tiempo esta estrategia de base se ha ido articulando a través de muchas técnicas y tácticas. Por eso, te recomiendo la lectura del post de arriba para que entiendas el detalle de cómo hacer de una web, aprovechando los principios que acabo de explicar, una fuente de ingresos.


¿Y no sería mejor crear un canal de YouTube?


En los últimos años, como plataforma de contenidos, YouTube le está haciendo sombra a los blogs. Ahora, es más “cool” tener un canal de YouTube que un blog.


Y tiene mucho sentido: la mayoría de la gente encuentra el vídeo más atractivo que el texto y las cifras en torno a YouTube con YouTubers que cuentan con decenas de millones de seguidores suscritos a su canal o las más de 5 billones de vídeos vistos al día son aplastantes. Son cifras de las que los mejores blogs tan sólo pueden soñar.


Pero ojo: las cosas no son tan obvias como puede parecer a primera vista y descartar ahora automáticamente un blog en favor de un canal de YouTube sin más consideraciones sería un grave error.


Aquí van unos puntos importantes sobre los que reflexionar:


En primer lugar, dar los blogs por muertos sería como si en los años veinte (cuando se inventó la TV) a la gente le hubiese dado por pensar que en pocos años los libros iban a desaparecer. No tiene sentido, son medios muy diferentes y tienen su espacio ambos.


Ahora bien, lo anterior no quiere decir que no se note la “competencia”. Por ejemplo: en muchos blogs las visitas han ido incluso mejorando, los tiempos de estancia en las páginas se han acortado claramente. Y es que el tiempo es finito y hay que repartirlo…


Pero aún mucho más importante como criterio en tus decisiones considero a este aspecto: en YouTube y cualquier otra plataforma que sea propiedad de un tercero (Facebook, Instagram, etc.) estás completamente cautivo. Te tienen agarrado por el cuello.


Esto se refleja en muchos aspectos, el más importante, que no tienes el contacto real de tus seguidores. Tienes “seguidores” o “suscriptores”, sí, pero no tienes un contacto real como un simple email, esos datos se los guarda a plataforma para ella.


Algo tan simple como comunicar algo a todos tus seguidores no lo puedes hacer. Incluso en la publicación de nuevos contenidos, todas las plataformas, incluidas YouTube, limitan seriamente el alcance orgánico (seguidores a los que se les hace llegar). Sólo llegas a una fracción de tu público total.


Si tu canal de YouTube es nada más que un hobby, puede que esto no sea demasiado trágico, pero si tienes intención de convertirlo en un negocio (aunque sólo sea para generar un pequeño extra al mes), la cosa cambia y mucho.


En este caso, tienes que tener muy claro que el mayor activo de tu negocio son estas personas que te siguen. Si quieres sacarle el potencial a tu negocio, necesitas su contacto sí o sí.


La única manera de garantizar esto es tener una web propia, es decir, que la plataforma sea tuya, administrada por ti, con tu propio dominio y en tu propio hosting, como lo es, por ejemplo, un blog WordPress con hosting.



Si necesitas un hosting para tu web o tu blog, ¡actúa!




SiteGround: con un 95% de descuento aquí
Raiola Networks: con un 20% de descuento aquí
Webempresa: con un 25% de descuento aquí
Hostinger: con un 90% de descuento aquí


Aviso: la oferta de SiteGround vence en unos pocos días.



Aquí puedes montar una captación de leads en condiciones y todo lo demás que se necesita para tener realmente el contacto de tus seguidores y, como vimos, salvo el hosting (que no te costará mucho más de en torno a 5€ al mes), puedes hacer todo esto gratis.


¿Estoy diciendo con esto que un canal YouTube es una mala opción?


En absoluto, un canal de YouTube es algo potentísimo y más que recomendable.


Pero mi consejo es que, tarde o temprano, acompañes ese canal con un blog con hosting (que es una plataforma propia) y lista de correo que te permita contrarrestar la cautividad a que te somete el estar en una plataforma de terceros donde el control lo tienen ellos y no tú.


Y si ya tienes un canal de YouTube y estas reflexiones han hecho que te estés preocupando, tranquilidad, no entres en pánico: estás a tiempo para corregir la situación.




Cómo conseguir miles de suscriptores en YouTube desde cero

Conseguir mucho suscriptores en YouTube es imprescindible para tener éxito. Aquí te enseño de todas las estrategias que existen, las mejorcitas.






Existen estrategias eficaces para llevar, al menos, una gran parte de tus seguidores de tu canal a una lista de correo que explico en el post sobre YouTube justo encima de este párrafo.


Qué tipos de blogs existen y cuáles son sus características

Veamos entonces cuales son los tipos de blog que existen para que puedas ver si alguno de ellos puede encajar contigo.


Blog personal


Los blogs personales son eso: personales. Son blogs en los que el autor habla de los temas que le interesan, experiencia, su día a día, temas políticos y de otras inquietudes personales, etc.


Los primeros blogs eran prácticamente todos personales porque el propio concepto de blog se concebía así entonces, una especie de diario íntimo abierto al público.


Mi recomendación aquí es que si volcar este tipo de contenidos en público realmente te satisface y motiva para realizar el trabajo diario que conlleva un blog, bien, pero ten en cuenta que, salvo que seas ya un personaje famoso, estos blogs lo tienen complicado para conseguir éxito.


La razón de esto es que este tipo de blogs tienen muy poco potencial para conseguir un público grande (que es lo que te permite hacer cosas “potentes”), al fin y al cabo, si no eres una persona conocida, habrá poca gente a la que le interesa tu vida. Es algo frío decirlo así, pero así es.


Blog profesional y de marca personal


Con el tiempo, los bloggers se empezaron a dar cuenta de una cosa que es, en realidad, es sentido común básico: conseguían mucho más éxito con contenidos que interesaban a los demás que con contenidos centrados en su propia persona.


Pero, además, descubrieron que todo esto conllevaba un “efecto secundario” muy positivo y muy potente: publicar contenido útil sobre una determinada temática le generaba reputación al autor de ese contenido en esa materia.


Así es cómo se descubrieron los blogs como la herramienta ideal para crear una marca personal sólida, en menos tiempo y con menos esfuerzo que por vías tradicionales (ponencias, edición de libros, etc.):




¿Qué es eso de la “marca personal”?

En una situación de exceso de profesionales es vital diferenciarse para sobrevivir, crear una marca personal es la mejor manera de hacerlo.






Aplicado todo esto a temáticas relacionados con tu profesión o tu negocio, el blog se convierte en una excelente herramienta profesional para promocionar tu carrera, mejorar tu empleabilidad o apoyar a tu negocio.


Con el auge de YouTube, esto mismo es muy cierto también para YouTube, tanto que incluso funciona aún mejor para esto porque el ser visual produce más cercanía con el autor y tiene por ello más potencial de conexión (“engagement”) que un blog.


Blogs de empresa


Como no podría ser de otra manera, las empresas se percataron de lo que estaba pasando con los blogs y querían también su “trocito del pastel”. Así que empezaron a surgir secciones de blog en las webs corporativas como setas.


Pero muchas empresas, diría que la mayoría, lo hicieron realmente mal: ponían un blog, con un esfuerzo mínimo, contenidos triviales que no aportan valor y muchas veces actualizado tan solo de Pascuas a Ramos.


Esto refleja perfectamente lo que pasa tantas veces en los entornos corporativos ven un fenómeno, van a explotarlo, pero lo hacen rápido, superficial y sin entender “de qué va” realmente. El resultado: un montón de blogs corporativos que no le interesan a nadie.


Mi recomendación: si tienes una empresa, que sepas que un blog en una web de empresa bien lleva, funciona. Pero igual que en el caso de los autores individuales, hay que llevarlo con cariño, esforzándose en aportar valor en los contenidos, cuidando la relación con los lectores y mantener una disciplina total en la periodicidad de las publicaciones.


Blogs y webs de nicho


Una última variante que mucha gente ha descubierto como una oportunidad para un pequeño negocio son las webs de nicho, webs que muchas veces son blogs o están montadas con plataformas de blogs.


Podríamos estar hablando, dentro de mundo salud y fitness, en un blog de yoga, por ejemplo, o, dentro del mundo de la jardinería, por ejemplo, en un blog especializado en el mundo bonsái.



El blog «Postres sin leche» de Sonia Hahnkamm, destinado a personas con alergia a le proteína de lecha es un ejemplo típico de blog de nicho hiper-especializado.



Este tipo de sitios tienen la ventaja de que pueden competir en Google con sitios mucho más grandes en búsquedas muy especializadas (que los sitios grandes suelen descuidar) y conseguir visibilidad para estas búsquedas.


Esto es algo que en el posicionamiento web se conoce como la “larga cola” (“long tail” en inglés):





Qué es el ‘Long Tail SEO’ y cómo aprovecharlo para tu blog

Si tienes un blog deberías saber lo que es el ‘Long Tail SEO‘ y cómo aplicarlo, te permitirá dar un gran impulso a tu sitio. Aquí verás cómo funciona.






A partir de esta visibilidad, hay muchas fórmulas para hacer de este tipo de sitios una fuente de ingresos, desde fórmulas de ingresos pasivas como el marketing de afiliación hasta fórmulas tradicionales como la prestación de servicios profesionales.


Aquí puedes aprender cuáles existen y cómo se implementan:





 





Ejemplos de blogs de éxito e ideas de qué se pueden hacer

Hemos realizado muchas entrevistas a bloggers en Ciudadano 2.0. Como la intención de estas entrevistas es la de inspirarte con el éxito de estos blogs y con las ideas que te pueden dar, la condición para ser entrevistado ha sido la de generar, al menos, unos ingresos de 300€ mensuales.


Quizás te parezca una cifra muy modesta para hablar de “éxito”, pero, aparte de parecernos que es un éxito conseguir estos ingresos extra con una actividad que te gusta, ha sido muy intencionado mantener los pies en el suelo, no hablar de los “megaéxitos”, casos que no suelen ser realistas como meta y con los que es difícil conectar.


 


Fuente: https://www.ciudadano2cero.com/que-es-un-blog/

¬ŅQu√© es un blog y qu√© lo diferencia de una p√°gina web?

¬ŅQuer√©s tener tu propia web?

¬ŅC√≥mo saber si mi sitio est√° indexado en Google?

como saber si mi sitio esta indexado en google/ ...

Suscribite

Volver al blog