¿Qué es la infoxicación digital y cómo evitarla?

Volver al blog

Fuente: https://www.neolo.com/blog/que-es-la-infoxicacion-digital-y-como-evitarla.php


BlogInternet10 diciembre, 2019

¿Qué es la infoxicación digital y cómo evitarla?

Tiempo de lectura: 7 minutos

La infoxicación digital o también conocida como “Sobrecarga Informativa” se refiere a la gran cantidad de información que está disponible desde la llegada de Internet, y que además, dificulta que los usuarios tomen decisiones o se mantengan informados en profundidad sobre un tema en específico.

¿Por qué se le llama infoxicación digital?

Sin duda, todos nos hemos sentidos abrumados por el exceso de información desde la llegada del Internet, y desde luego, este síntoma se ha profundizado a partir de la popularidad y uso de los teléfonos móviles.

Básicamente, cualquier persona con uno de estos dispositivos con conexión a Internet, tiene el acceso garantizado a una gran cantidad de información en pocos segundos.

Sin embargo, Internet es como un bosque exuberante de árboles, solo que en lugar de árboles, tenemos un amplísimo abanico de contenidos muy variados.

El término infoxicación se usó por primera vez en 1996, por parte del empresario y consultor de empresas español Alfons Cornella quien otorgó este término para referirse a la sobrecarga de información.

En palabras del mismo autor, la Infoxicación es:

“El exceso de información. Es, pues, lo mismo que el información overload. Es estar siempre «on», recibir centenares de informaciones cada día, a las que no puedes dedicar tiempo. No poder profundizar en nada, y saltar de una cosa a la otra”.

Alfons Cornella en su sitio web: https://alfonscornella.com/

¿Cuáles son las consecuencias de la infoxicación digital?

Ante la proliferación de la información en la web, los usuarios tienden a sentirse abrumados y angustiados, por miedo a perderse una nueva actualización o información relevante, o que sea parte de sus intereses.

Esto tiene sentido cuando observamos la gran cantidad de sitios web, blogs, redes sociales, foros, y otros lugares comunes en Internet, que llaman poderosamente la atención de los usuarios.

En este sentido, el problema es principalmente originado por la imposibilidad de los internautas a profundizar e indagar más en la información que les interesa, dado que no disponen de todo el tiempo necesario.

Entonces, nos queda lo siguiente: demasiados datos e información versus muy poco tiempo para leerlos y aplicarlos.

¿Cuáles son las causas de la infoxicación digital?

Según Alfons Cornella, nos infoxicamos porque creemos que siguiendo todas las publicaciones de las personas o sitios web que seguimos, estaremos más informados. Sin embargo, el asunto aquí no es la cantidad, sino la calidad.

Como ya sabemos, en Internet abunda la información, pero esto no significa que sea de calidad. En este sentido, aquellas personas que son vulnerables a leer todo lo que llega a sus pantallas son las que no saben discernir la calidad de la cantidad.

Estar en línea con diferentes fuentes de información, no significa que estamos recibiendo datos de calidad, y por lo tanto, es esta ansiedad la que nos induce a la infoxicación digital.

Por otro lado, otra de las causas de la sobrecarga de la información, es que actualmente estamos apegados a nuestros dispositivos electrónicos.

De hecho, te invito a contar la cantidad de veces que desbloqueas tu teléfono móvil cada vez que escuchas una notificación, o en esos espacios vacíos de tu cotidianidad. Increíble, ¿no?

Se dice que en promedio, las personas desbloquean sus teléfonos aproximadamente 150 veces al día. ¿Vale la pena atender el móvil cada vez que exige este tipo de atención? Seguramente no, a menos de que se traten de verdaderas emergencias, o sea una de las herramientas de tu trabajo.

En esencia, hacemos del teléfono móvil un instrumento imprescindible en nuestra rutina diaria, pues son muchos los beneficios que obtenemos de él, además de mantenernos comunicados. En fin, nos hemos enganchado a consumir contenidos al instante.

Ahora bien, revisaremos a continuación algunas de las causas más comunes de la infoxicación, además de las mencionadas anteriormente:

Almacenar información de forma compulsiva

Algunas veces, los títulos de muchos post llaman poderosamente nuestra atención, y si no podemos leerlos en ese momento, los guardamos para después. Muchas veces, ni quiera recordamos que lo hemos guardado para leerlo en un momento vacío del día.

En este caso, almacenamos tanta información, que a la larga nos desespera no poder abarcarlo todo.

Comparación constante de contenidos y marcas

Si eres un profesional del marketing, seguramente esto te ha pasado infinidad de veces.

Al principio comienzas a informarte sobre lo que publica tu competencia, para aprender de sus fallas y cómo implementar mejoras en tu empresa. Por ende, te suscribes a una gran cantidad de blogs y sitios web.

Al final, es tanta la información para procesar día a día, que esta termina acumulándose entre tus pestañas favoritas o en tu feed de contenidos. Generando de esta manera, que te bloquees a nivel creativo al no poder asimilar toda la información disponible.

¡La abundancia de información limita considerablemente nuestra capacidad para comprender y procesar los datos que se nos presentan!

Parecer y no ser

¡Cuántas veces usamos las redes sociales para aparentar que dominamos algunos contenidos!

El problema comienza cuando quieres saberlo todo para poder escribir sobre ello. Luego, te das cuenta de que no puedes abarcarlo en su totalidad, surgiendo así el miedo, la inseguridad, la angustia y la confusión.

¿Cómo saber si estás sufriendo una infoxicación?

Saber si estamos infoxicados es bastante sencillo. No obstante, puede resultar confuso identificar  los síntomas, ya que por lo general, muchos usuarios han adoptado algunas de las siguientes conductas cuando navegan por Internet.

En este caso, poseer la mayoría de ellas, es considerado un caso de infoxicación. Veamos:

Lees en diagonal, ya que de esta manera será más fácil y rápido recibir la información suministrada. ¡Crees que todavía tienes más que saber y no puedes perder tiempo!No lees una nota o artículo de izquierda a derecha, sino que vas extrayendo visualmente las frases que más llamen tu atención.Sufres de bloqueo ante la visualización de tanta información, hasta el punto de que no sabes qué leer/ver primero.Adquirimos la información de forma superficial, nunca vamos más allá de lo que interesa.Te sientes desconcertado por no poder consumir todos los contenidos que te importan, o todos los contenidos sobre un tema, lo que te causa un gran malestar e insatisfacción.¿Vale la pena entonces conformarnos con información básica?

Sin duda, adquirir información de este modo nos deja en desventaja. Razón por la que debemos preguntarnos si realmente merece la pena que dejemos de dedicarnos a las tareas del día a día para al final, no haber recibido una buena información, o saber más sobre lo que nos interesa.

Si presentas estas señales, es hora de que conozcas algunas estrategias para evitar la infoxicación digital.

¿Cómo evitar la infoxicación digital?

¿Cómo evitar la sobreabundancia de información? Pues es muy sencillo: principalmente debemos tener muy claro lo que realmente queremos saber. Al menos, esto es lo que dice Erika Villavivencio  Ayub, experta de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Aquí te presentamos las estrategias que puedes comenzar a implementar para no infoxicarte nunca más, sigamos.

Usa un lector de RSS

Un lector de RSS es especialmente útil para estar actualizado con la información que nos interesa. Con esta herramienta, tendrás a la mano lo que necesitas sin tener que ir a la fuente original.

Nosotros te recomendamos usar Feedly, ya que es una de las mejores herramientas debido a sus funciones completas. Es ideal para los profesionales del marketing de contenidos y en general.

Esta herramienta te facilita además, la opción de clasificar y jerarquizas la información que se va actualizando.

Selecciona un número reducido de fuentes que realmente te interesen

Con este paso, conseguirás filtrar la información que recibes, y concentrarte en lo que más te interesa. Recordemos que es mejor darle prioridad a la calidad, y no a la cantidad, especialmente si no tenemos tiempo para abarcarlo todo.

Procura seguir al menos 3 o 4 fuentes. ¡No te desesperes por más! Cura tu mente de la sobrecarga de información.

Elimina lo que ya no necesites

Sin duda, Internet nos permite adquirir nuevos conocimientos cada día. Gracias a ello, nos vamos formando la capacidad de discernir lo que es realmente valioso de lo que no.

Algunas veces, nuestro criterio construido nos indica que algunos blogs, o sitios web ya no nos proporcionan la información que necesitamos. Así pues, no importa si dejamos de seguirlos. De hecho, es mucho mejor comenzar a curarte de esa información de la que puedes prescindir.

Usa herramientas para curar el contenido

El método anterior, está relacionado con este: la curación de contenido. Te recomendamos usar herramientas que te faciliten la curación de contenidos, como por ejemplo Scoop.it, la cual es popular entre los profesionales del marketing.

Al evitar infoxicarte, evitarás que sufra tu audiencia, ya que estarás compartiendo con ellos información confiable y de calidad. ¡Te lo agradecerán!

Crea listas o carpetas en redes sociales como Twitter o Facebook

Las redes sociales nos permiten guardar los contenidos que necesitaremos revisar en otro momento. Con Twitter puedes crear listas, y con Facebook abrir nuevas carpetas de acuerdo a las temáticas que prefieras.

Selecciona un horario fijo en el que puedas revisar tus contenidos actualizados

Dependiendo de tu horario de trabajo, te recomendamos tomar una hora de tu día para leer y ver (en caso de videos o contenidos multimedia) todos los nuevos contenidos.

Una vez que selecciones el contenido previamente, tendrás el tiempo necesario para informarte sin prisas. No importa si te tomas hasta 2 horas diarias, tú decides en función de tus labores y ocupaciones.

Implementa una lista de sitios confiables

En lugar de buscar y examinar una lista interminable de sitios web, blogs, o cuentas en redes sociales, cada vez que necesites nueva información, comienza a crear una base de datos de sitios confiables a los que puedas recurrir para la recopilación de datos.

De esta manera, sabrás exactamente dónde encontrar lo que necesitas de manera confiable.

La infoxicación es una realidad para los profesionales digitales, pero no tiene por qué impedir que disfrutes de tu trabajo como vendedor. Todo lo que necesitas es saber cómo afrontar la sobrecarga de información y listo.

Finalmente, no dejes que la infoxicación digital controle tus emociones negativamente y te dificulte llevar adelante tu empresa. Principalmente, no permitas que el contenido poco valioso consuma el tiempo que podrías invertir en actividades más beneficiosas para tu vida profesional y personal.

¿Quieres comenzar un sitio web con contenido de calidad para tu audiencia?

¡Créalo ahora mismo!

SABER MÁS

Estefania Santana

¿Qué es la infoxicación digital y cómo evitarla?

¿Querés tener tu propia web?

6 claves para realizar un currículum exitoso

6 claves para realizar un curriculum exitoso/ Te...

5 consejos para crear la mejor página web de indumentaria y calzado de moda

5 consejos para crear la mejor pagina web de indum...

Las mejores ideas para tu web de Fotografía

pagina web para fotografos con carrito de compra/ ...

Suscribite

Volver al blog